Havana: The Caribbean that never sleeps.

LA PRINCESA QUE MIRA AL MAR

La Habana, dice el poeta Miguel Barnet, es la dueña del tiempo y la memoria.

La Habana, esta ciudad bulliciosa y parlera, marítima, abierta y desprejuiciada, que sabe, sin embargo, vivir su propia vida interior, es una ciudad con todos los estilos y ningún estilo, «un estilo sin estilo que a la larga, por proceso de simbiosis, de amalgama, se erige en un barroquismo peculiar que hace las veces de estilo», como afirmara el novelista Alejo Carpentier.

Así sucede en el centro histórico y también en La Habana moderna, donde los rascacielos y edificios altos, a veces un tanto impersonales y sin carácter, no tapan el Sol ni impiden el paso de la brisa marina.

¿Se ha preguntado usted alguna vez cuál es la edificación más alta de La Habana? Sin lugar a dudas, el edificio Focsa y la del hotel Habana Libre, así como el Monumento a José Martí en la Plaza de la Revolución, son las tres alturas máximas conseguidas por la mano del hombre en la capital cubana.

Fue en 1779 cuando se construyeron en la ciudad las primeras edificaciones de dos plantas. En el siglo XIX empiezan a ser frecuentes los edificios de tres plantas, y ya hay algunos con apartamentos para alquilar, modalidad esta que se generalizará después de 1917.

La Habana es un símbolo de belleza,arte, sabiduría, elegancia;de gran y refinada cultura , exquisita y creativa arquitectura, de gentes muy alegres y diversas,inteligentes, desprejuiciadas, desacomplejadas, que admiran y les gusta vivir la vida tal y como es: a plenitud, sin  complicaciones ,con una vasta cultura y elegancia, ademas de gran carisma y espontaneidad,ademas también de poseer el gusto por la vida bohemia que casi siempre predomina entre los habitantes de esta ciudad cosmopolita, generalmente, y amante de las fiestas.

Porque la Habana es una ciudad viva y así debe permanecer permanecerá. Porque esa es su esencia, sin dar espacio a fealdad de ninguna índole, a la altura de la princesa que es, como alguien la llamara alguna vez de manera muy merecida, debe seguir siendo la princesa del mar, cómo alguien alguna vez llamo a la ciudad que vive de cara al Caribe.

 

Lugares de interés

Para conocer La Habana mínimamente se necesita disponer de al menos tres días; aunque lo recomendable es visitarla durante una semana. Las zonas donde se concentran la mayor parte de los lugares de interés son: La Habana Vieja, el Parque Histórico Militar de Morro Cabaña, Centro Habana y Vedado.

La Habana Vieja es la sugerente obra maestra de la ciudad, y Centro Habana, ubicada al oeste, ofrece una mirada reveladora sobre Cuba; mientras que Vedado es la zona más esplendorosa, ya que se trata del antiguo feudo de la mafia, se encuentr repleta de hoteles y restaurantes, y cuenta con una animada vida nocturna.

No hay que olvidar visitar el puerto de La Habana Vieja, cerca de la Plaza de San Francisco de Asís, para tomar un ferry hacia el Parque Histórico Militar de Morro Cabaña y visitar sus dos majestuosas fortalezas: el Castillo de los Tres Santos Reyes del Morro y La Fortaleza de San Carlos de la Cabaña.

Por último, es recomendable visitar Vedado, y Centro Habana y hacer algunas paradas esenciales, por ejemplo para tomar un mojito en la terraza del Hotel Nacional; visitar la Universidad de La Habana y la Plaza de la Revolución para observar el mural del Che y el Memorial a José Martí; entrar en el Capitolio Nacional de Cuba, en el Museo de la Revolución, en el Museo Nacional de Bellas Artes, y en el Castillo de San Salvador de La Punta; ver cómo la vida discurre un tanto diferente en el Barrio Chino; y si te gustan las noches animadas podrás disfrutar de una extraordinaria vida nocturna en los clubes de jazz, los bares y los cabarets de la zona.

Fiestas populares

1º de Enero

El día 1 de enero, además de ser Año Nuevo, también celebran el Triunfo de la Revolución. El 1 de enero de 1959 la tropas comandadas por Fidel Castro entraron victoriosas en La Habana, después de años de guerra contra el gobierno controlado por los Estados Unidos. El 2 de enero también es festivo, es el Día de la Victoria.

1º de Mayo

El 1 de mayo es el Día Internacional del Trabajador, en Cuba se celebra con un multitudinario desfile por las calles de la ciudad que acaba frente al Monumento a José Martí, en la Plaza de la Revolución.

26 de Julio

El siguiente festivo es el 26 de julio, ese día se conmemora el ataque al Cuartel Moncada, los días libres se extienden desde el 25 al 27 de julio.

Día de la Independencia

En octubre es el Día de la Independencia, el 10 de octubre de 1868 Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, liberó a sus esclavos y declaró su determinación de independencia o muerte, iniciando así la Guerra de Independencia contra la Corona Española.

 

Además de estos días festivos nacionales, también hay festivales de gran renombre internacional.

En éste apartado están: el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y el Festival Internacional de Ballet de La Habana, ambos celebrados en diciembre.

Por último hay un gran evento multicultural que se celebra en La Habana, se trata del Carnaval. A diferencia de los carnavales de otros países, éste no tiene una tradición religiosa, por eso se celebra en agosto en lugar de a principios de año, como suele ser habitual si se sigue el calendario religioso. Las comparsas, carrozas y charangas recorren el Malecón habanero y otras calles principales del casco histórico.